LOS NO DEL JEAN

Cómo no usarlos

Probablemente el jean sea la única prenda que a nadie le falta en su ropero. Niños, adultos, hombres y mujeres, todos tenemos mínimo un par de jeans. ¡Se dice que hay siete pares por persona en el mundo! Este clásico amerita infinitas maneras de ser usado, sin embargo, hay cinco maneras en las que es mejor NO usarlo.

·       No a los jeans azules oscuros con calzado negro. Esto se ve con frecuencia, si bien no es lo aconsejable. El denim azul es preferible usarlo calzado en matices neutras o al tono del jean. El negro y el azul oscuro son colores demasiado próximos como para combinarlos. Es un mix que pocas veces resulta exitoso.

·       No a los jeans con tajo a la rodilla. Simplemente porque ¡ya fue! Es cosa del pasado. Por este motivo, los mejores jeans son siempre los clásicos, nunca pasan de moda y duran un largo tiempo.

·       No a los jeans gastados, rotos y con botamanga. Estos fueron un hit hace dos años, hoy no sólo están más que demodé sino que son extremadamente desfavorecedores. Todo lo que detenga la mirada al hacer un recorrido visual de la pierna, la acorta.

·       No al jean tiro bajo. Este corte desfavorece a cualquier mujer y en cualquier pantalón, pero sobre todo en los jeans, que generalmente llaman la atención a la altura de las caderas por su importante presencia de recursos como los bolsillos, el canesú, la pretina, etc. Este tiro acorta la pierna, resalta la panza y no favorece en absoluto la cola. Es aún menos beneficio cuando el modelo es al cuerpo.

·       No a los jeans que ajustan la pierna. Tener que hacer fuerza para entrar al jean era un problema en los años 80, cuando el denim no tenía spandex y los modelos eran adheridos al cuerpo. Si bien hoy la gran mayoría son elastizados, es mejor que acompañen la forma de la pierna sin ajustarla. Es más elegante, más cómodo y disimula cualquier imperfección.

Por Camila Galfione

 

Marzo, 2018.