LO FEO ES MODA

Parecería ser que lo bruto, lo vulgar y lo antiestético está a la moda. Como toda tendencia, muchos la toman, otros la rechazan. Sin embargo, es curioso como determinados ítems o combinaciones, que hasta la más chic y el más punk podrían coincidir que carecen de belleza, se convierten en el último grito de la moda.

Hoy, los principales referentes de moda son el controversial Alessandro Michele, diseñador de Gucci, y Demna Gvasalia, la revolucionaria cabeza creativa de Balenciaga desde el 2015. Ambos creativos tienen mucho que ver con la moda “antiestética”, Michele por sus eclécticos estilismos y Gvasalia por cómo revoluciona los looks que encuentra por la calle para la pasarela.

Gucci SS18 www.vogue.co.uk              Riñonera de Gucci www.thefashionmedley.com

No crean que estos diseñadores consideran a su obra estética. Su objetivo es incomodar al espectador, revolucionar las redes y decir algo. Son como los “manieristas” de la moda: conocen la estética y la elegancia pero elijen transgredirla con el fin de transmitir un mensaje, de comunicar algo en un mundo en el que todo se volvió meramente estético y sintetizado.

Los ítems más controversiales en el último año fueron la remera de DHL propuesta por Gvasalia para Vetements, las Crocs con plataforma en la pasarela de Balenciaga, Jared Leto usando un tapado femenino de Gucci en la portada del Wall Street Journal, las cuestionadas riñoneras invadiendo las calles de las Fashion Weeks y las macizas, y un tanto aniñadas, zapatillas Cloudbust de Prada.

Balenciaga SS18 www.whowhatwear.com    Jared Leto para WSJ www.si.wsj.net

También está la predominancia y la exigencia de la comodidad en la indumentaria. Esta es un camino de ida y sin duda también es jugar con fuego. Una persona que usa zapatillas con un atuendo formal es más propensa a usar la emblemática t-shirt de DHL que otras personas y, es cada vez menos probable que use un par de tacos clásicos. Muchas encuentran el mismo encanto en las Crocs pantufla, que otras en unos stilettos con taco de ocho centímetros de alto de Louboutin. La mágia de la ropa no se encuentra más meramente en lo estético.

La rebeldía de usar la t-shirt de DHL o cosas por el estilo, viene de la mano de la fuerte tendencia de customizar y hacer de una prenda inesperada, una única y representativa de uno mismo. Como muchos personalizan un jean, otros siguieron la influencia de Vetements y lookearon la remera de DHL a su estilo con el fin de demostrar que cualquier persona, con cualquier estilo, puede apropiarse de la prenda menos esperada. Esto es la principal tendencia actual.

Sneakers www.instagram.com/prada   T-Shirt de DHL Vetements www.telegraph.co.uk

La pregunta es hasta cuándo sigue esta “moda de lo feo”. Todavía no llegó a su máximo esplendor, sin embargo, no es más ni menos que una tendencia que va y viene. Pero ¡a esperar! Porque lo mejor, todavía está por venir…

Por Camila Galfione

 

Noviembre, 2017.