AIM BAGS

Una propuesta que fusiona culturas 

La semana pasada en DressMix pasamos a conocer el showroom y el ordenado atelier de Analía Amado, emprendedora de la firma local Aim Bags. Conocimos cómo trabaja, su nueva colección y su visión a futuro.

Analía siempre fue fanática de las carteras y de todo tipo de accesorio contenedor. Realizó un curso en Strasser exclusivo de moldería de bolsos, cursó la tecnicatura en diseño de modas de la escuela Pablo Giménez y más adelante, ya dedicada a Aim Bags, hizo un curso especializado en cueros en la UTU, lo cual la incentivó a perfeccionar la calidad de su producto.

La creativa, después de recibirse como diseñadora de modas en el 2012, trabajó dos años en la firma Parisien como encargada de producto. Asegura que su experiencia en la empresa le dio cientos de herramientas como diseñadora y en el trato con proveedores, además de inspirarla a tener su propia firma.

Analía trabajó como vendedora en Zara, en paralelo a Aim Bags. Su tiempo en la marca le dio las habilidades para entender y tratar con el cliente. También cuenta que es un trabajo en el que está constantemente actualizándose con las nuevas tendencias y conociendo lo que busca la mujer local.

Aim Bags comenzó en el año 2008 con estuches para celulares y como un simple pasatiempo. Después de realizar el curso en Strasser, Analía comenzó a hacer y comercializar coloridas carteras. Por un tiempo, puso a su firma de lado pero, en el 2014, mientras realizaba el curso de cueros, decidió retomarla y dedicarse profesionalmente a ella.

Actualmente la marca trabaja carteras, bolsos, mochilas y cinturones. Algunos productos a futuro son las billeteras y las valijas. Lanza una colección al año, de aproximadamente diez modelos con sus respectivas variantes que se rediseñan en el pasaje del invierno al verano. La diseñadora trabaja en conjunto con su hermana melliza Natalia, quien se ocupa de la parte administrativa de la empresa.

PRAY es la propuesta del 2017. La emprendedora de treinta años cuenta que cada colección es bautizada con un nombre que la identifica en el momento. La colección de este año significa “rezar” en inglés, por la fe que depositó en su emprendimiento al comenzar el año.

La línea anual es en colores neutros acentuada para el verano con charol amarillo y cuero grabado en color plata. La diseñadora siempre se sintió sumamente atraída por las culturas orientales y combinar una materia prima con un textil artesanal japonés fue su idea para darle una impronta diferencial a su nueva colección, que fusiona cueros con coloridos brocatos japoneses. A raíz de esto, Amado fue invitada a participar con su destacada propuesta del Festival de Japón en el Museo Blanes el el día 30 de septiembre.

Los modelos clásicos son fieles a las líneas de Aim Bags. Sus diseños son prácticos y en ocasiones cumplen una doble funcionalidad. Si bien trabaja con modistas, algunos modelos son hechos de principio a fin por la misma diseñadora. Fusionar dos culturas en un producto fue al inicio parte de la propuesta del 2017 pero, por su gran repercusión, sus modelos exclusivos de cuero y brocato pasarán a ser parte de la identidad de la firma.

Algunos planes a futuro son abrir un local en conjunto con otras firmas en Punta Carretas y que, a través de la venta online, su producto sea principalmente de exportación.

Hoy la firma está en las redes como Facebook e Instagram (@aimbags), tiene su showroom en donde recibe visitas agendadas y vende además por Mercado Libreeshops.mercadolibre.com.uy/aimbags y por www.etsy.com/shop/aimbags.

Próximamente abrirá un local, Bolié; en conjunto con otras marcas, en Ellauri y Scocería. ¡No dejen de conocerla!

Octubre, 2017.