CRUDE

Desfile diseñadoras ORT

Por Camila Galfione

El jueves pasado, en el Museo de Arte Precolombino Indígena, se realizó el tan esperado desfile de las alumnas de cuarto año de la ORT: CRUDE.

Las quince emprendedoras orientadas por los docentes invitados de Brasil, Lucius Vilar, y Carol García y sus profesoras locales Magdalena Vilaró y Lucía Büchner, se dividieron en cuatro grupos, cada uno influenciadopor distintos elementos pertenecientes a la base más pura de nuestra cultura, para la creación de sus colecciones. Aurum, inspirada en las piedras uruguayas, Delsur, con los ojos puestos en el Barrio Sur, Membra, que refleja una minuciosa observación del campo y el gaucho y Zupia, que nace del sector vinícola de nuestro país.

En Dress decidimos profundizar en cada temática, teniendo en cuenta el exhaustivo trabajo que involucró cada creación.

“Es el interior, donde se descubre un mundo de luces y colores al abrir una piedra opaca”. Esta frase describe la esencia de Aurum, quien estableció el paralelismo espiritual entre el interior de una piedra y el enigmático potencial del interior de una persona. Victoria Silva, Catalina Zulian, Lorena Lombardo y Magdalena Fuidio fueron las cuatro integrantes.

 

 

Silva asegura que les costó llevar a cabo las ideas al principio. Cada integrante tenía una idea diferente, pero después de un largo brainstorming, pudieron congeniar.

La vibrante propuesta Delsur fue creada por Graciana Broglio, M.Clara Mendiondo, M.Eugenia Borba y M.Noel Misa. Recorriendo el barrio, las diseñadoras pudieron abordar y trascender al candombe, inspirándose a la vez en las puertas, en las decoraciones de los árboles y en las muñecas de las niñas que habitaban allí. Misa asegura estar felices de haber trabajado con la identidad uruguaya y con materiales crudos como piedras, lanas y cueros.

Las estudiantes Ana Darracq, Eliana Vaucher, Florencia Sosa y Jimena Arroyo se trasladaron al Campo. Las tareas campestres y el folklórico gaucho fueron el punto de partida para su extenso proceso de diseño, el cual aseguran pasó por muchas fases. “Todo se replanteó hasta último momento. Cuando por fin finalizamos de texturizar y pudimos ver los colores y los materiales jugando en distintos tipos de tejidos, fue sin duda uno de los mejores momentos.” aseguran Sosa y Arroyo.

Ana Darracq, mención especial en el Lúmina, afirma que fue una experiencia extraordinaria poder culminar la carrera con un proyecto que integra todo lo que aprendieron a lo largo de los cuatro años. Nos cuenta que fue un honor para ellas poder trabajar con un profesor con tantas vivencias en la moda como Lucius Vilar.

Luciana Daglio, M.Emilia Fontana y Sol Rodriguez encontraron un paralelismo entre la valorización de los procesos de las prendas en el movimiento SlowFashion, con el proceso de elaboración del vino. De aquí nace su colección Zupia. Las diseñadoras nos cuentan que la herencia es un tema muy presente en su temática, ya que todas las bodegas uruguayas son heredadas, teniendo en mente a la hora de diseñar, imágenes como la de un abuelo enseñándole a su nieto a pisar uvas.

El evento fue un éxito, no sólo por el lugar elegido, que no pudo ser más acertado, sino por el nivel creativo y profesional logrado. Nuestras felicitaciones a las diseñadoras por el impecable producto con el que culminan su carrera. Fue un verdadero placer para Dress acompañarlas.

 

 

 

1º de Agosto, 2016.