CHANEL EN CUBA

Desfile Colección Crucero SS 17

El martes 3 de mayo de 2016, karl Lagerfeld presentó en La Habana, Cuba, la colección Crucero 2016/17 de CHANEL: una revolución histórica y alegre que pasará a crónica de los ritos de primavera de la casa CHANEL. 

El desfile se llevó a cabo en el Paseo del Prado, la arteria principal de La Habana y símbolo de los lazos que unen a Cuba y Francia: el Prado fue rediseñado en 1928 por un arquitecto - paisajista francés, quien posicionó ocho escpectaculares estatuas de leones de bronce, el animal fetiche de Mademoiselle Chanel, en cada una de las esquinas de la avenida. De esta manera, CHANEL  se integró modestamente en esta escenografía predestinada.
El sol poniente coronaba de oro a los leones vigilantes; el desfile comenzó con un primer pasaje destacando una de las primeras principales siluetas de crucero: lo masculino-femenino, tremendamente chic y con un toque pícaro.

Una chaqueta masculina larga sobre pantalones anchos con doblez, zapatos planos doble tono, camisa con cinturón de tejido, Panama Hat, creado por Maison Michel, puesto de lado descuidadamente sobre el rostro de Stella Tennant.

La paleta está inspirada en los colores vibrantes de las fachadas barrocas del centro histórico de la ciudad: amarillo, rosa, naranja, turquesa, verde radiante, explotan y brillan sobre los maravillosos vestidos cortos sobre bordados de lentejuelas, los vestidos tipo túnica en tweed sobre bordado de color naranja coral. La misma energía cromática se ve en los vestidos con lentejuelas, mangas abombadas, flecos y plumas.  Los tonos tabaco y de Habana recuerdan la pintura de Wilfredo Lam, el Picasso cubano.  Los negros y blancos, son sombreados, nubosos y ahumados.

En sintonía con esta colección profundamete diverdida, sandalias de playa tejidas, sandalias de tacón para llevar con coquetos calcetines, mochilas en crochet, bolsas maleables con los motivos multicolores de caracol local, y, por supesto, el bolso de malla "caja de habanos", un gesto de alusión a la Cocohiba...

La noche continuó en la Plaza de la Catedral de la Habana Vieja, el corazón barroco y hedonista de la ciudad, frente a San Cristóbal, una de las más hermosas iglesias del siglo XVIII latinoamericano.

5 de Mayo, 2016.

Fotos: Gentileza CHANEL.